martes, 11 de mayo de 2021

MONTE CAYÓN

Para llegar al comienzo de la ruta, saldremos desde el centro de Asturias por la autovía A-66 y en Lugones nos pasamos a la A-64, para dejarla Lieres y pasar a la N-634  que nos llevará hasta la entrada de Infiesto, donde nos vamos a la izquierda en dirección a Villaviciosa, tomando a los pocos metros del cruce la AS-258, por la que recorreremos un par de kilómetros y encontrar un desvío a la derecha. Allí tenemos espacio para aparcar nuestro vehículo.
 

Comenzamos a caminar cruzando el río y de inmediato dejamos a la derecha el campo de tiro y a la izquierda la perrera más escandalosa del mundo.
 



La subida es moderada y no da lugar al descanso.
 

Poco antes de llegar a los dos kilómetros de subida, tenemos un desvío a la derecha que nos sirve para abandonar el asfalto y continuar por buena pista de tierra.
 


Otro desvío, de nuevo a la derecha, señalizado por un jito.
 

Pintueles

Continúo tomando altura y aparecen a mi derecha las cumbres de la sierra de Peñamayor.
 
Cordal de Peñamayor

Y cuando parece que ya estoy en lo más alto, me voy a la izquierda para continuar subiendo, dejando a la derecha un camino que me llevaría directamente al área recreativa.
 

Zona de Redes

Y después de varios sube y baja, llego al vértice geodésico que indica el pico Fario, que no tiene nada que ver con el de la Sierra de Fario entre Gijón y Siero.
 
Pico Fario

En la larga planicie de este Monte Cayón, tenemos tres antenas de comunicaciones y una caseta de vigilancia de incendios, ya en desuso.
 

Picos de Europa

Infiesto

Comenzamos la bajada hacia el sur, con fuerte pendiente, hacia el área recreativa.
 

El área es muy bonita con abundante sombra que dan las hayas, y aquí me detengo un rato para beber y comer unas galletas.
 

La zona es preciosa con grandes praderas para el pasto y me extraña la poca cantidad de ganado que hay.
 

Seguimos bajando si hacer caso de varios desvíos a nuestra derecha y caminando siempre por la pista principal, hasta encontrar una balsa de agua, indicada para uso ganadero.
 



Vamos caminando siempre en dirección oeste, hasta que giramos bruscamente cambiando de dirección.
 

A la derecha de nuestra marcha, tenemos la sierra del Sueve y se ve en lo alto del cordal, a la izquierda, un pueblo que no puedo identificar.
 
Sueve

Pasamos por el lugar del primer desvío del día, y en un momento ya vemos la perrera, como antesala del final de la ruta.
 


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 12,80 kilómetros en 4 horas y 10 minutos.
Ganancia en altitud 411 / -410 metros.
Pendiente máxima 25,5 / -20,5 %
Pendiente media 7,8 / -7,2 %
Tiempo en movimiento 3 horas y 19 minutos.
Altura máxima y mínima 562 / 197 metros.
Ruta realizada el 3 de mayo de 2021
 


miércoles, 5 de mayo de 2021

SENDA FLUVIAL DEL RÍO NORA

Para llegar al comienzo de la ruta desde el centro de Asturias, saldremos por la  autovía A-66 hasta Lugones, donde nos pasamos a la A-64, que dejaremos en la salida 21 para pasar a la N-634 hacia Pola de Siero, pero en la siguiente rotonda nos vamos a la derecha en dirección a Valdesoto. Pasamos por debajo de la autovía y en la siguiente rotonda, ya entramos en Pola de Siero. Pasamos sobre las vías del tren y en la primera a la izquierda nos dirigimos a la estación de FEVE y en sus inmediaciones aparcamos nuestro vehículo.
 

Vamos caminando en esta dirección unos pocos metros y vemos un túnel bajo las vías del tren, por el que tenemos que pasar para llegar al comienzo de la senda.
 

Desde el principio nos ponemos en la orilla del río Nora, en su margen derecha, y así será en todo momento.
 

Encontramos una grandísima chimenea que perteneció a la Central Eléctrica del Bayu y que queda como último vestigio de aquella industria.
 

Dejamos a nuestra derecha un puente de tres arcos llamado Puente Romanón.
 

Seguimos caminando por la hermosa vega de grandes praderías, mientras vamos cruzando el río de un lado a otro por abundantes puentes. (Creo haber contado diez y siete puentes.)
 



El recorrido es en gran parte de asfalto, pero no faltan los tramos de tierra, así como gran cantidad de bancos para hacer algunas posibles paradas.
 

Encontramos un panel que indica una fuente a 50 metros, pero después de andar más de 200 en todas direcciones, no fuimos capaces de encontrarla.
 

Llegamos a las inmediaciones del enlace de la autovía con la localidad de Lieres, y lo que hasta el momento era una buena pista, pasa a ser un camino de tierra, que en momentos se convierte en sendero, para pasar bajo la autovía, que desde aquí gira para ir hacia Villaviciosa.
 

Volvemos a entrar en pista ancha y, a la llegada a un desvío, nosotros vamos a la izquierda para entrar en Lieres y, más adelante apareceremos por la derecha para dar la vuelta.
 

Pasamos por delante de la estación del tren y seguimos hasta la rotonda que se encuentra sobre la N-634 y vamos a la derecha para tomar un camino que, en fuerte pendiente, nos baja a un camino auxiliar paralelo a la carretera N-634.
 

Cruzamos el río y nos encontramos en el desvío que habíamos indicado hace un rato y, ahora vamos a la izquierda en pos de la autovía.
 


Desandamos el camino por las hermosas vegas y nos llama la atención una especie de castillete que tenemos a nuestra izquierda y que asoma por encima de los árboles. Consultado posteriormente sabemos que se trata de una cantera.
 

Seguimos, y ya próximos al final de la ruta, pasamos al lado del embarcadero del club de piragüismo, que no habíamos visto a la ida.
 

Y ya al final vemos los restos de un antiguo molino y una colección de muelas de molino.
 

Como anécdota, no hacemos más que poner el coche en marcha para volver a casa, empieza a llover como si no lo hubiese hecho nunca en la vida.
 
La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 20,03 kilómetros en 4 horas y 56 minutos.
Ganancia en altitud 300 / -307 metros
Pendiente máxima 13,5 / -12,9 %
Pendiente media 1,9 / -2,0 %
Tiempo en movimiento 4 horas y 28 minutos.
Altura máxima y mínima 263 / 207 metros.
Hicimos la ruta el 25 de abril de 2021