lunes, 2 de agosto de 2021

RUTA MITOLÓGICA MONTE TEJAS (Cantabria)

Para llegar al comienzo de la ruta, nos dirigimos a Cantabria por la autovía A-8 hasta llegar a Torrelavega, donde nos pasamos a la A-67 en la salida 228 en dirección a Palencia. Dejamos definitivamente esta autovía en la salida 172 y seguir por la N-611 hacia San Felices de Buelna, CA-170, CA-701 y CA-170a y llegar a Tarriba. Aquí preguntamos donde era el comienzo de la ruta y nos orientaron por carretera estrecha y, después, por pista de tierra, hasta un aparcamiento.


Comenzamos a caminar por pista ancha de tierra y piedras, para presentarnos en poco tiempo en un área de recreo con abundantes mesas y bancos y un refugio. Es una zona muy bonita y muy bien cuidada.
 



Es preciso estar muy atento hacia ambos lados de la pista, a la espera de encontrar figuras talladas en madera, puesto que no hay ningún tipo de señal que nos diga dónde encontrarlas.
 

Cuando llevamos caminados unos dos kilómetros, vemos un conjunto de esculturas, a nuestra izquierda al lado del río, a donde tenemos que bajar por un sendero con fuerte pendiente.
 




Son siete figuras muy bien hechas y lamento no conocer el nombre de lo que representan y no tienen identificación.
 

Volvemos a la pista principal y el camino hace un giro de casi ciento ochenta grados, mientras continúa su constante pendiente de subida.
 

El bosque es precioso, con gran variedad de árboles, y, según nos informan, los habitantes del pueblo tienen un mes al año para recoger los árboles caídos, por lo que no vemos ramas en el suelo que molesten.
 

Al poco de dar la curva, encontramos otro camino a la derecha, bastante estropeado por los tractores, por el que nos metemos con la esperanza de encontrar más figuras (la esperanza y las pisadas que vemos en el suelo) y pronto vemos un buen oso que nos vigila entre la espesura.
 

De vuelta al camino, seguimos un poco más y nos encontramos con el Musgoso.
 

Tenemos que volver a la pista principal y al otro lado de la misma encontramos una nueva y hermosa escultura.
 

Continuamos nuestro camino y muy cerca volvemos a admirar otra obra de arte.
 

Ya no vemos más figuras, aunque es posible que se deba a que nosotros no las encontramos.
Lo que si encontramos es una balsa de agua abastecida por un gran chorro que baja de la montaña y que parece que sirve para abastecer a los camiones de bomberos en caso de incendio. Unos niños se dedican a tirar piedras dentro de la balsa, sin que su madre les diga nada.
 

Otro depósito de agua, esta vez para servicio a los helicópteros contra incendios.
 

Llegamos a la parte más alta de la ruta y emprendemos una fuerte bajada, que en su parte final está hormigonada.

Llegamos a la carretera que conduce al refugio y avanzamos por ella un par de kilómetros hasta llegar al aparcamiento donde tenemos nuestro coche.
 


Un paseo por el pueblo y vuelta a casa que el tiempo amenaza lluvia.
 



La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 9,23 kilómetros en 3 horas y 41 minutos.
Ganancia en altitud 268 / -277 metros.
Pendiente máxima 62,1 / -44,9 %
Pendiente media 10,6 / -9,4 %
Tiempo en movimiento 2 horas y 46 minutos.
Altura máxima y mínima 381 / 163 metros.
Hicimos la ruta el 30 de julio de 2021


No hay comentarios:

Publicar un comentario