sábado, 27 de mayo de 2017

PEÑÓN DE IFACH


En la ciudad de Calpe (Comunidad Valenciana) se alza sobre el mar este Peñón que, según por el lado que se mire, impresiona por su grandiosidad a pesar de tener solamente 327 metros de altitud.
Hay que indicar que se puede subir con un mínimo de sentido común y no como hemos visto a personas con sandalias y chanclas.
No hay posibilidad de perderse, ya que el camino o senderos está muy bien señalizado y la dificultas reside en que se pueda tener vértigo, por los grandes precipicios que nos llevarían al mar en caso de caída, o por lo resbaladizo de la piedra. Se trata de piedra caliza pero tan brillante que parece mármol, estando obligados a utilizar las manos en múltiples ocasiones. 
Hay zonas con bastante verticalidad, muchas de ellas equipadas con cuerdas fijas y cadenas para ayudarse.



En la entrada al Parque Natural del Peñón de Ifach hay espacio suficiente para aparcar nuestro vehículo.


Entrada al Parque Natural

Peñón de Ifach


Hay una primera parte muy sencilla, con vallas protectoras y el suelo bien acondicionado de piedra, que nos llevará hasta el túnel que perfora la montaña para pasar a la otra parte.




 Hay mucha gente que solo llega hasta el túnel, desde donde ya tenemos unas buenas vistas del entorno.



En el túnel tenemos cuerdas a los dos lados, ya que el suelo brilla de tal forma que parece hielo y, aunque la inclinación es poca, los resbalones pueden ser frecuentes.



Pasamos a la otra parte y todo cambia, al estrecharse el sendero, inclinarse bastante y desaparecer las defensas, si bien ya empiezan a encontrarse cuerdas para cogerse.






Una señalización vertical nos indica que para llegar al alto hay que girar a la derecha, mientras que si seguimos al frente iremos  al mirador de los Carabineros. Vamos hacia la cima y dejamos el mirador para la vuelta.



El camino se empina aún más, siguiendo igual de resbaladizo.



Peñón de Ifach



El número de gaviotas que viven en el Peñón es muy grande y se encuentran muy excitadas ya que han nacido hace poco sus pollos.



En la cima hay un vértice geodésico y las vistas que tenemos desde allí son impresionantes.


Cima del Peñón

Playa de Calpe

Playa de Calpe




Después de mucho tiempo en la cumbre, no queda más remedio que bajar y lo hacemos por el mismo camino de subida hasta el desvío que nos llevará al Mirador de los Carabineros.

Mirador de los Carabineros


Es un momento llegar hasta el mirador y no ofrece ninguna dificultad.







Volvemos al cruce y, desde él, retornamos al punto de inicio de la ruta.



Una buena y hermosa ruta, con la dificultad ya comentada de lo que resbala la caliza, que la harán extremadamente difícil si están mojadas.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 4,85 kilómetros en 3 horas y 43 minutos, con bastantes paradas.
Ganancia en altitud 351 / -363 metros.
Pendiente máxima 83,3 / -85,8 %
Pendiente media 27,3 / -26,7 %
TRACK DE LA RUTA : No se incluye, por no ser necesario y por lo mal que lo señaló el GPS.


jueves, 11 de mayo de 2017

RUTA DE LOS MIRADORES DEL NAVIA (PR-AS 299)


Coincidiendo con el Día Regional de Senderismo 2017 y el IX Encuentro Astur-Galaico, se inaugura en Boal esta nueva ruta de senderismo, catalogada como PR-AS 299.
El comienzo de la ruta es en la presa de Doiras pero debido al gran número de participantes (casi 700) la salida se hace desde tres lugares distintos: en la presa, en las antiguas escuelas de Doiras o desde este mismo pueblo. A nosotros nos corresponde salir desde el pueblo aunque el aparcamiento lo tenemos en las escuelas.




Comenzamos a caminar en el pueblo de Doiras y lo hacemos por la carretera AS-12 en dirección a Boal, para dejarla  en apenas 200 metros y desviarnos a la derecha.



Mirando hacia atrás, vemos a los compañeros que han salido desde la presa.




Antiguas escuelas de Doiras

Un primer tramo de bajada, seguido de subida suave al Palacio de Verdín.


Palacio de Verdín

Continúa la subida, unas veces más pindia que otras, y pronto pasamos por el pueblo de Piñeira.
Piñeira

Algo más adelante entramos en un precioso camino de tierra que nos llevará con una importante bajada al área recreativa de Castriyón, donde hacemos una pequeña parada y somos obsequiados por la organización con bebidas.




Puente Castriyón


Nos desviamos un centenar de metros para ver una bonita caída del agua del río Roginos.




El área recreativa se encuentra en un lugar hermoso y son varias las familias que están pasando el día en el lugar y haciendo sus barbacoas.


Área recreativa de Castriyón

Nosotros continuamos y, tras cruzar el puente Castriyón, emprendemos una subida que nos ha de llevar al pueblo de El Rebollal.






El Rebollal

Seguimos subiendo y ya vemos el pueblo de Doiras en la distancia, mientras nos acercamos a Silvón y su capilla de San Juan, que debe ser muy bonita pero se encontraba cerrada.


Doiras

Silvón

Capilla de San Juan


Un rápido descenso nos baja en un momento hasta la presa de Doiras, que es final de la ruta para algunos, pero no para nosotros que aún nos queda un kilómetro de subida hasta el lugar en el que comenzamos.


Presa de Doiras



Un bonito paseo por preciosos lugares, y colmados de atenciones.
Como resumen hay que señalar que la ruta, al ser circular, puede comenzarse en cualquier sitio y que solo se perderá el que quiera hacerlo, puesto que la señalización es perfecta.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 11,37 kilómetros en 3 horas y 12 minutos, de las cuales fueron en movimiento 2 horas y 45 minutos.
Ganancia en altitud 665 / -697 metros.
Pendiente máxima 36,3 / -38,2 %
Pendiente media 10,7 / -11,5 %
Hicimos la ruta el 7 de mayo de 2017