lunes, 5 de diciembre de 2016

PICO ARBOLÍN


Para llegar al comienzo de la ruta salimos desde el centro de Asturias por la autovía A-66 en dirección a Gijón, para cambiar en Lugones a la A-64 que tendremos que dejar al llegar al enlace de Lieres y continuar por la N-634 hasta Arriondas y seguir por la N-625 hasta Cangas de Onís.



Volvemos, en unos pocos días a Cangas de Onís, para hacer una ruta que nos aconsejaron en el pueblo de Llueves en nuestra anterior visita. 
Comenzamos a caminar hacia este pueblo pero con la niebla que, de momento, nos impide verlo.




Con las últimas casas del Cantriquil, dejamos la carretera para tomar un atajo que nos evita el asfalto y una cerrada curva.



Continuamos la subida y llegamos al Cenador de los Canónigos que podemos ver con más tranquilidad que en nuestro anterior paso, y ver Cangas desde su mirador.




Cangas de Onís

Seguimos y en media hora ya estamos en Llueves, que aún se encuentra entre la niebla.


Llueves

Pasamos por delante de la Capilla de Santo Toribio y seguimos subiendo por una pista asfaltada.


Llueves

En muy pocos metros nos vamos a desviar a la derecha para tomar un camino con señales del GR que va a Benia de Onís (o viene).



Es un buen camino de tierra y piedras, que nos eleva sin demasiada exigencia, y por el que veremos pasar a ciclistas y motoristas, mientras ya vemos el pico objeto de hoy.


Pico Arbolín



Mirando hacia atrás vemos que la niebla está más baja que nosotros y nos ofrece bellas estampas.


Llueves

Vamos dando varias revueltas con la mirada fija en unas antenas que vemos a nuestra izquierda y cuando ya estamos cerca de esas antenas, tomamos un sendero a nuestra derecha hacia otras antenas que tenemos justo encima de nuestras cabezas.



En este pequeño collado, tenemos un sendero de tierra que, muy verticalmente, nos lleva a la cima del pico, siempre en dirección este.




Creo que se llama Pico La Corona


Cima Pico Arbolín

En la cumbre no hay vértice ni buzón y la niebla nos quita la visión en todas direcciones.




Intentamos bajar directamente al camino que vemos bajo nosotros, pero, ante lo dificultoso por la gran cantidad de piedra suelta, decidimos volver al collado del repetidor de telefonía y seguir por el camino que va a la izquierda.



Puede ser el Pierzu

¿ Será el Tiatordos ?


Vamos caminando hacia el este por buen camino y en ligera bajada.



Llegamos a un cruce de caminos y seguimos de frente.



La bajada continua y algo más tarde ya nos encontramos con una barrera canadiense y un depósito de agua, que suponen la entrada en el pueblo de Celango.





A partir de este momento ya caminaremos por asfalto con tramos de fuerte bajada, y después de cruzar las casas de Helguera, nuestro inmediato destino será Cangas de Onís.






Y nuestro final será, una vez más, la Iglesia de la Santa Cruz, colocada sobre su túmulo.



Bonito paseo y una pena la niebla.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 11,74 kilómetros en 4 horas y 42 minutos, de los cuales fueron en movimiento 3 horas y 6 minutos.
Incremento en altitud 542 / -543 metros.
Pendiente máxima 39,5 / -39,4 %
Pendiente media 11,3 / -11-4 %
Hicimos la ruta el 29 de noviembre de 2016

lunes, 28 de noviembre de 2016

BUSCANDO AL OSO QUE MATÓ A FAVILA


Para llegar al comienzo de la ruta salimos desde el centro de Asturias por la autovía A-66 en dirección a Gijón, para cambiar en Lugones a la A-64 que tendremos que dejar al llegar al enlace de Lieres y continuar por la N-634 hasta Arriondas y seguir por la N-625 hasta Cangas de Onís.



Estamos en el año 739 . . . 
Han pasado 17 años desde que Pelayo derrotó a las tropas musulmanas aquel 28 de mayo en la batalla de Covadonga.

Don Pelayo delante de la iglesia de Cangas de Onís

Y han pasado 2 años de la muerte de Pelayo y que le sucediese en el trono su hijo Favila.
En este día, Favila llega de una escaramuza con los musulmanes y quiere ir de caza, que es su mayor afición, en contra de la voluntad de su mujer. Se despide de ella y se dirige al cercano pueblo de Llueves . . . 

Favila se despide de su esposa
Llueves


Vamos a dirigirnos al pueblo de Llueves, pero, aunque hay una carretera de subida desde el centro de Cangas, nosotros iremos primero hasta el Parador de Villanueva.
Comenzamos a caminar al lado de la Iglesia de la Santa Cruz, que había fundado el Rey Favila al ser coronado como segundo rey de Asturias.
Un poco de carretera y nos vamos a la izquierda hacia el río Sella.

Iglesia de la Santa Cruz



Caminamos por la margen derecha del río hasta llegar al pueblo de Villanueva, que cruzaremos para acercarnos al Parador, que fue monasterio benedictino con el nombre de San Pedro de Villanueva.


Río Sella



Entrada al Parador de Villanueva

Parador de Villanueva

Parador de Villanueva



Después de un rato curioseando, salimos del recinto y buscamos la subida que ha de llevarnos a Llueves y somos advertidos que se encuentra en bastante mal estado, ya que es ruta habitual de quads, por lo que nos ponemos las polainas.









Según vamos cogiendo un poco de altura, las vistas de van haciendo más bonitas.

Cordal del Sueve con el Pienzu y el Mirueño


Al poco de dejar las últimas casas del pueblo, nos encontramos con una bifurcación donde tomaremos el camino de la derecha que pasa al lado de una especie de granja.





El camino se va poniendo bastante embarrado.




Y tomando pendiente. En un momento nos cruzamos con cinco quads y nos vemos obligados a salirnos del camino. Por el mucho barro que hay, me viene a la cabeza aquella canción de Ricky Martin que decía "un pasito pa lante María, un pasito pa trás"




Después de bastante rato por las paradas fruto de la afición a coger castañas de María Teresa, llegamos al pueblo de Llueves.





El pueblo se encuentra dividido en dos barrios, pero en cualquiera de ellos hay magníficas casas.
Cerca de la Capilla de Santo Toribio se encuentra la piedra que nos recuerda la leyenda final de Favila.

Capilla de Santo Toribio

Aquí, al lado de esta piedra, que merecería un poco de atención por parte del ayuntamiento de Cangas, se enfrentó Favila a un oso que le causó la muerte.





Realizado el objeto de nuestra visita, emprendemos la bajada hacia Cangas de Onís, por la carretera, mientras nos vamos recreando con los hermosos paisajes que tenemos a la vista.

Pico Pierzu

Cangas de Onís


Picos de Europa



Al poco de pasar junto al hotel y restaurante Cenador de los Canónigos, tomamos un camino a la derecha que nos evita la ultima parte de carretera para llegar a Cangas, y finalizamos nuestra ruta en la iglesia de La Santa Cruz, que había fundado Favila y donde fue enterrado.



Puente romano de Cangas de Onís

Algunos dicen que fue historia y otros que fue leyenda, pero fuera lo que fuese, a nosotros nos sirvió para hacer una sencilla y bonita ruta en Cangas de Onís donde, gracias al turismo, todos los días del año parecen fiesta.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 7,85 kilómetros en 3 horas y 10 minutos, de los cuales fueron en movimiento 2 horas y 12 minutos.
Incremento en altitud 219 / -213 metros.
Pendiente máxima 32,3 /-29,1 %
Pendiente media 7,3 / -6,5 %
Hicimos la ruta el 25 de noviembre de 2016.