jueves, 13 de septiembre de 2018

SAN ANTOLÍN - CUEVAS DEL MAR - SAN ANTOLÍN



Para llegar al comienzo de la ruta desde el centro de Asturias, vamos por la autovía A-66 en dirección a Gijón, pasamos a la A-64 y después a la A-8 hasta la salida  306 a Naves y nos incorporamos a la AS-263, para aparcar en la Playa de San Antolín.



A estas horas somos los únicos seres vivos a la vista y comenzamos a caminar en dirección oeste por una buena pista de tierra.


Playa de San Antolín de Bedón


En muy poco tiempo llegamos a la playa de Gulpiyuri que no tiene agua por estar la marea baja.


Playa de Gulpiyuri

Bordeando la playa, se sube a los acantilados por los que caminaremos durante un buen trecho.






Pasamos por la estrecha playa de La Canalona con sus pronunciadas escaleras para bajar.

Playa La Canalona

Ya vemos en las cercanías el hórreo que destaca sobre la playa de La Huelga, a donde llegaremos rápidamente.



Llegados a la playa de La Huelga, bajamos a la arena y tomamos una pasarela al final de la misma, que nos ha de servir para cruzar el río San Cecilio que desemboca en el lugar.


Playa La Huelga


Río San Cecilio

Al otro lado de la playa, cometemos el fallo del día (todos los días tiene que haber, por lo menos, un fallo) y en lugar de continuar por la senda costera, que va hacia el interior, nos vamos en busca de los acantilados con el fin de llegar a la ermita de San Antonio pegados lo más posible al mar.




Después de cruzar varias praderas, con la consiguiente mojadura por la hierba muy mojada de la noche, llegamos a un lugar donde es imposible continuar por los helechos y las árgomas, por lo que no queda más remedio que dar marcha atrás hasta la Senda Costera en las inmediaciones del pueblo de Ovio.





Llegados al pueblo, hay que seguir la carretera hasta su final en Los Picones y, después por pista de tierra, ya vamos directamente a la ermita de San Antonio.



Playa San Antonio de Mar

Ermita de San Antonio

Ermita de San Antonio

Continuamos campo a través, siempre pegados al mar, y en muy poco tiempo nos encontramos encaramados sobre la playa de Cuevas del Mar.



Playa de Cuevas del Mar

Bajamos a la playa y, a los pocos metros de salir de la misma, tomamos un camino a la izquierda que toma buena inclinación.a y, a los pocos metros de salir de la misma, tomamos un camino a la izquierda que toma buena inclinación.


Playa de Cuevas del Mar




Cuando finaliza el camino de tierra ,(tenemos una casa a la derecha) una carretera de asfalto parece invitarnos a continuar pero no lo haremos, y nos vamos a la izquierda por otro camino que nos lleva mucho más pronto al pueblo de Picones.



Picones

Ya por carretera, volvemos a Ovio y tomamos la Senda Costera en sentido inverso para ir acercándonos al punto de salida de la ruta de hoy.


Saliendo de Ovio

Nuestra siguiente población a cruzar es Hontoria.


Hontoria

A la salida de Hontoria, nos encontramos con el palacio de Espriella y su bonita capilla adosada, hecho en el siglo XVII y remodelado en el XIX.


Palacio y capilla de Espriella

Un poco más pasamos al lado de la ermita de Santa Eulalia, al lado del cruce de la pista por la que venimos y otra que nos llevaría a la playa de La Huelga.


Ermita de Santa Eulalia

Y, así entretenidos, van pasando los kilómetros hasta retornar a San Antolín de Bedón, donde habíamos empezado unas horas ante y donde finalizamos ahora.


Convento de San Antolín de Bedón

La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 16,87 kilómetros en 4 horas y 47 minutos.
Ganancia en altitud 322 / -295 metros.
Pendiente máxima 18,9 / -24,9 %
Pendiente media 4,2 / -4,4 %
Hicimos la ruta el 8 de septiembre de 2018.

domingo, 9 de septiembre de 2018

MIRADOR DE SEGÜENCO


Para llegar al comienzo de la ruta, desde el centro de Asturias, salimos por la autovía A-66 en dirección a Gijón, para pasar a la A-64 hasta el enlace de Lieres en que seguimos por la carretera nacional N-634 y, tras pasar por Arriondas, llegar a Cangas de Onís por la N-625. Salimos hacia Covadonga pero, en apenas un kilómetro, al llegar al mercado del ganado, tomamos una carretera a la derecha indicada a Nieda y Següenco (CO-2).




Al final del pueblo, estacionamos nuestro vehículo y comenzamos a caminar siguiendo la carretera por la cual venimos y que pertenece al GR-105.





Pocos minutos y finaliza el asfalto para pasar a ser pista de tierra que nos ofrece un par de desvíos, pero bien señalizados hacia el mirador.




Un último indicador que nos manda ir a la derecha al mirador y ya no hay posibilidad de pérdida pues encaramos una pista buena y ancha que, en varias revueltas, nos llevará a las antenas que vemos en lo alto.




Picos de Europa

Entre la niebla aparece el Pierzu


El día no es bueno para las fotografías pero el paisaje que vemos y que adivinamos es realmente extraordinario.


Cordillera del Sueve

Pico Priena y abajo Covadonga

Següenco

Cangas de Onís

Mota Cetín

En el mirador coincidimos: 4 personas de Málaga, 2 de Córdoba, 2 de Guadalajara y 2 de Asturias, que no dejamos de reirnos con los comentarios del cabeza de familia malagueño.


Mirador de Següenco


Y como final de fiesta, el malagueño se lanza en parapente para delicia de todos los demás.








Un buen paseo en un día muy bueno y en un lugar donde, a pesar de los solo 749 metros de altitud, su buena situación lo convierte en un mirador muy especial.


La ruta en el mapa del IGN


Han sido 4,23 kilómetros en 2 horas y 16 minutos, incluida parada de 1 hora en el mirador.
Ganancia en altitud 221 / -221 metros.
Pendiente máxima 55,3 / -33,4 %
Pendiente media 9,4 / -9,5 %