lunes, 24 de julio de 2017

HASTA LA RÍA DE TINA MAYOR


Es esta una zona que creíamos conocer perfectamente ya que la hemos hecho varias veces, y si no es por Cienfuegos Caleyeru que se encargó de enseñarnos, en una de sus entradas, que había un mirador sobre la ría de Tina Mayor del que no teníamos noticias, no lo habríamos descubierto.



Para llegar a Pimiango, que es comienzo de la ruta, saldremos del centro de Asturias por la autovía A-64, para pasar después a la A-8 que abandonamos para tomar la salida 277 hacia El Peral y de allí a Pimiango.
Al llegar al pueblo pasamos de largo hasta el mirador El Picu.


Mirador El Picu

Desde este mirador podemos divisar los grandiosos acantilados que van hacia Llanes, así como el faro de San Emeterio que aparece entre el bosque. Hacia el interior, si el día fuese claro tendríamos una espectacular visión de los Picos de Europa, pero hoy hemos de conformarnos con la Sierra del Cuera.


Faro San Emeterio


Sierra El Cuera

Llega a nuestro lado un señor dispuesto a segar y lo primero que corta se lo pone al burro que será el encargado de llevar el carro cargado más tarde.



Comenzamos a caminar retornando al pueblo por la senda habilitada para tal fin.



Al llegar a las primeras casas de Pimiango, nos metemos en el pueblo en busca de la iglesia.



Iglesia de Pimiango

Y continuamos caminando hacia el este por una larga recta que nos aleja de las casas.




Dejamos a la derecha la pista que viene de Bustio y continuamos hasta la siguiente bifurcación donde iremos a la derecha, unos pocos pasos y de nuevo a la derecha y casi de inmediato, a la izquierda en subida.




La pista se vuelve de tierra y nos encontramos con un vértice geodésico que parece señalar el "impresionante" pico Cañón con 202 metros de altura.


Alto El Cañón

Seguimos y llegamos al mirador sobre la ría de Tina Mayor, en forma de proa de barco y que invita  a imitar la famosa escena de la película Titanic.



Mirador El Cañón

El mirador se encuentra a 207 metros sobre el mar y ofrece buena visión sobre los pueblos de Unquera y Bustio, así como la propia ría.


Unquera y Bustio

Ría de Tina Mayor


Después de navegar un rato en la proa del barco, damos la vuelta y a los pocos metros, haciendo caso del Caleyeru, tomamos un camino a la derecha que no presenta muy buen aspecto.



Efectivamente, un poco más abajo no podemos continuar por el camino y tenemos que pasar por un prado hasta la parte baja, donde ya vemos la continuación.





Este camino nos lleva a la bifurcación donde nos desviamos con anterioridad y ahora iremos a la derecha en busca de los acantilados.



Una fuerte bajada por hormigón y llegamos a las ruinas de lo que podría haber sido un gran caserón, por el tamaño y por sus muros.





Continuamos por buena pista, pero en cuanto intentamos acercarnos a los acantilados, los grandes helechos nos lo impiden y tenemos que volver al interior.





Llegamos a las ruinas del monasterio de Santa María de Tina, que se encuentran en buen estado, pero no así los alrededores que necesitan una buena segadora.


Monasterio de Tina



Monasterio de Tina


Monasterio de Tina

Continuamos por un hermoso encinar hasta llegar a la Ermita de San Emeterio, que continuamos sin tener la suerte de encontrarla abierta, a pesar de ser muchas las veces que hemos estado en el lugar.




Ermita de San Emeterio

Ermita de San Emeterio

Nos acercamos a la Cueva de El Pindal y contemplamos los hermosos acantilados que desde allí vemos.



Cueva El Pindal

Ahora, volvemos al punto de partida de esta bonita y sencilla ruta, caminando por la carretera que nos devuelve al mirador del Picu.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 8,29 kilómetros en 2 horas y 35 minutos.
Ganancia en altitud 219 / -238 metros.
Pendiente máxima 29,8 / -35,0 %
Pendiente media 7,0 / -7,2 %
Hicimos la ruta el 15 de julio de 2017.

lunes, 17 de julio de 2017

ISLAS CIES


Han pasado poco más de dos semanas de nuestra última visita a las Islas Cíes y, en ella, no pudimos hacer todas las rutas deseadas por distintos motivos, por lo que nos prometimos volver lo más pronto posible.
Y aquí estamos para visitar todo lo que se nos permite al tratarse de un parque natural desde 1980.



Las Cíes es un archipiélago formado por tres islas: Norte o Monteagudo, del Medio o del Faro y Sur o San Martín (San Martiño), que se encuentra situado a la entrada de la Ría de Vigo. Tal parece que solo son dos las islas, pero es que las dos primeras se encuentran unidas artificialmente y por la playa de Rodas.



Descendemos del barco en la playa de Rodas y nos vamos a la izquierda en busca del faro de Cíes.


Playa de Rodas


Por buen pista, pasamos al lado de la Laguna que se forma con la entrada de agua del mar, y que ahora está bastante vacía ya que esta laguna se encuentra influenciada por las mareas y ahora está bajando.


Lago dos Nenos

Un poco más adelante se encuentra el camping que tiene dos zonas muy diferenciadas, la zona de acampada con tienda propia y otra zona donde se alquilan tiendas que tienen cama en su interior.



Empieza la subida y mirando hacia la ría, vemos la zona de las dunas que separa la laguna de la playa.



Un indicador nos señala la dirección correcta al faro de Cíes y la que hemos de tomar más tarde para ir a otro de los faros.



El camino es bueno y, al principio va entre árboles, lo que viene bastante bien por el mucho calor que hace.



A mitad de la subida, un desvío nos lleva a la Pedra da Campa donde vemos un peñasco con un agujero. 



Pedra da Campa

Los pollos de gaviota son abundantes en esta época y nos llama la atención que ya los vimos hace dos meses en el Mediterraneo.



La última parte de la subida es una pista en zig zag que hacen más vertical la llegada al faro.


Faro de Cíes

Faro da Porta

En un momento encontramos a un pollo que se queja desconsoladamente.



Desde el faro las vistas son impresionantes, y más que lo serían si la neblina no nos impidiese ver más lejos.


Isla San Martiño


Faro de Cíes

Hay que bajar y continuar ruta y cuando estamos bajando nos encontramos con el pollo que se quejaba por la falta de su madre y ahora que ya la encontró está más alegre.



Hacia la mitad de la bajada hay un atajo que nos llevaría cerca del faro de da Porta pero que ahora se encuentra con el paso prohibido por la cría de las gaviotas, y que nos obliga a bajar bastante más.



Llegamos al cruce donde habíamos empezado a subir y ahora vamos a la derecha hacia el faro da Porta, pasando al lado de la paradisiaca playa de Nuestra Señora.


Playa  de Nuestra Señora


Ya vemos el faro que será nuestra próxima visita.



Y a él llegamos, mientras vemos en lo alto el faro de Cíes recientemente visitado.


Faro da Porta
 

A la vuelta nos encontramos con un hecho singular. La gaviota llega donde sus pollos y comienza a regurgitar comida para ellos, pero uno que observa nuestra presencia sacando fotografías, se enfada y se enfrenta a nosotros con muy malos modos, tal vez temiendo que les dejemos sin comida.




Seguimos hasta el principio de la ruta, no sin detenernos continuamente para admirar el color de las aguas.



Nuestra próxima visita es al Alto del Príncipe, que vemos ante nosotros pero que no podemos subir por este lado (está prohibido) y hemos de dar un buen rodeo.


Alto do Príncipe


En la subida al Alto do Príncipe nos encontramos con un lagarto ocelado que se deja fotografiar.




Llegamos al Alto do Príncipe, coronado por la Silla de la Reina.



Silla de la Reina en el Alto do Príncipe

Una vez más volvemos a maravillarnos por las extraordinarias vistas que se ofrecen a nuestra vista.


Faro de Cíes

Lago, camping y playa de Rodas

Bajamos de esta corta ruta y nos vamos hacia la parte norte de la isla, por pista llana o en ligera bajada hasta llegar al Faro do Peito o Monteagudo.





Faro do Peito





Volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar a la playa de Rodas, donde damos por finalizado nuestro caminar por parte de las Islas Cíes.


Playa de Rodas

Es una pena que no podamos ir a la Isla de San Martiño, porque no hay transporte a la misma.




Volvemos a Vigo cuando el sol ya empieza a bajar sobre el mar, con la satisfacción del magnífico día que hemos pasado.


La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 16,16 kilómetros en 5 horas y 34 minutos de las cuales fueron en movimiento 4 horas.
Ganancia en altitud 464 / -457 metros.
Pendiente máxima 45,8 / - 56,9 %
Pendiente media 7,7 / - 7,6 %
Hicimos la ruta el 8 de julio de 2017