miércoles, 12 de julio de 2017

MUIÑOS DO FOLÓN E DO PICÓN

La Ruta de los molinos de Folón y de Picón (PR G 94), se encuentra en el Concejo de O Rosal, provincia de Pontevedra, muy cerca ya de la frontera con Portugal.



En el comienzo de la ruta situada en el Ponte das Penas, hay un buen lugar para aparcar y zona de recreo, así como un centro de información que, tal como viene sucediendo en muchos sitios que visitamos ultimamente, se encuentra cerrado.



Centro de información
La ruta es circular, por lo que puede hacerse en ambas direcciones, pero nosotros, sin ningún criterio, la hicimos en sentido horario y creo que acertamos, ya que nos parece que es más vistosa en esta dirección.



Desde el comienzo ya empezamos a contemplar molinos, y el propio centro de información es uno de ellos.


Centro de información y área recreativa


La ruta es deliciosa, bien cuidada y con unas estupendas vistas.




Habíamos leído en alguna parte que eran 67 y en otras que 61, nosotros contamos 60 los molinos que encontramos, todos ellos perfectamente rehabilitados.



Otra cosa a destacar es el agua. Los molinos y los canales del agua están tan bien organizados que todos reciben su caudal sin desperdiciar ninguna gota.




La vegetación es muy importante y pudimos comprobar como los castaños ya tenían sus erizos bien crecidos.



Después de un rato caminando sin demasiada pendiente, la pista deja paso al sendero que se vuelve "pindio" y aparecen los molinos perfectamente escalonados.






En esta parte de la ruta se encuentran los molinos de Folón que son abastecidos por el incipiente río Folón.
Estamos en la parte más alta de la ruta pero vamos a hacer una derivación hasta la Ermita de San Martiño.



Nos vamos a la izquierda por una pista ancha y al poco tiempo la dejamos para continuar por un camino de piedra que va tomando algo de altura.



En muy poco tiempo llegamos a la Ermita desde donde tenemos unas importantes vista del valle de O Rosal, la desembocadura del Miño en el mar, y de la población portuguesa de Caminha.


Ermita de San Martiño

Es una pena la escasa visibilidad que impide hacer mejores fotografías.


Río Miño y al otro lado Portugal


Vamos a emprender la bajada de la montaña por la vertiente del río Picón que vuelve a ofrecernos nuevos conjuntos de molinos.






Tal como habíamos visto lo avanzado de las castañas, nos maravilla la gran cosecha de manzanas que se prevee.



Llegamos a la carretera y un camino de tierra, a la derecha, nos devuelve al área recreativa que fue comienzo y ahora es final de la ruta.






La ruta en el mapa del IGN

Perfil de la ruta

Han sido 5,35 kilómetros en 2 horas y 34 minutos.
Ganancia en altitud 327 / -323 metros.
Pendiente máxima 64,4 / -50,2 %
Pendiente media 13,1 / -12,6 %
Hicimos la ruta el 7 de julio de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario